Blush de maquillaje: cómo aplicarlo para un rostro ideal 

Amamos el colorcito que nos aporta el blush cuando está bien puesto, pero nadie quiere verse como un payasito con las mejillas demasiado coloreadas. Por eso hoy queremos contarte todo sobre el blush de maquillaje y vamos a prestar especial atención a tu forma de rostro para entender cómo aplicarlo. Tené a mano un espejo para identificar la forma de tu cara y preparate para aprender cómo colocarte el rubor.

Todas somos diferentes y por eso no hay una única regla que nos sirva a todas las mujeres. Por supuesto que algunas técnicas nos sirven a todas pero el blush es uno de los ítems que mejoran mucho cuando lo aplicamos de acuerdo a la tipología de nuestras facciones. 

¿Cómo identificar tu tipo de rostro? Hay mucho más de tres formas de cara pero para simplificar la explicación vamos a agruparlas en tres grandes grupos: redonda, ovalada y cuadrada. Mirate en el espejo con atención para identificar exactamente a qué grupo pertenecés porque de eso va a depender el tipo de makeup que resalte más tu belleza.

El producto que uses también es importante. A nosotras nos encanta Fit Me Rubor por su fórmula que tiene una textura ligera y suave que se aplica muy fácilmente en las mejillas.

Si tu cara tiene forma redonda, entonces tu búsqueda tiene que ser esculpir el rostro. Podés ayudarte con el contouring para crear zonas de luces y sombras. Luego usá el blush debajo de los pómulos evitando la zona del centro de las mejillas que va a hacer que tu cara se vea todavía más redonda. 

Con una cara tipo ovalada tenés carta libre para jugar con el rubor. Si esta es tu forma de rostro, tomá una brocha y, con movimientos circulares, comenzá desde el centro y andá terminando hacia los contornos. Elegí colores vibrantes y avanzá de a poco con la brocha no muy cargada, así vas teniendo control de la cantidad de producto que aplicás.

Si tu tipo de rostro es cuadrado entonces lo que buscamos es suavizar las líneas, y para eso elegimos un tono de blush oscuro y lo aplicamos en las mejillas. Para un resultado extra, aplicá un tono más claro de rubor que suavice los ángulos. 

Ahora solo te resta elegir un look de ojos osado o unos labios sensuales para completar el look y conseguir los mejores resultados. Blush de maquillaje: ya no te tenemos miedo, sabemos cómo usarte a nuestro favor. 

¡Uh! parece que O Crea una cuenta.