Cómo afinar la cara con maquillaje

Te sentís un éxito, súper radiante, cuando conseguís verte en tu mejor versión, y eso lo lográs resaltando tus facciones favoritas, las que te hacen sentir segura. Si tenés la cara redonda y querés esculpir tus facciones para alcanzar una apariencia más estilizada vas a necesitar saber cómo afinar la cara con maquillaje. Preparate porque estamos por contarte cómo hacerlo.

Luz y sombra

Si querés afinar tu cara tenés que saber que el secreto es combinar las zonas en las que tu rostro recibe luz con las que hacen sombra. Entendiendo bien cuáles son estas áreas, te asegurás un maquillaje efectivo. Se trata de marcar con contorno los lugares en los que aparece la profundidad y destacar con iluminador los lugares en los que la luz rebota naturalmente, solo así conseguís el contraste que hace todo el trabajo por vos. 

Como en todas las rutinas de maquillaje, tenés que arrancar con la piel limpia e hidratada, es lo necesario para garantizar un resultado que se vea fabuloso. No te saltes este paso, te lo decimos en serio, va a hacer toda la diferencia en la apariencia de tu cutis.

Ahora sí, con la piel preparada empezá a aplicar la base, elegí una como Fit Me Base de Maquillaje para lograr un resultado mate impecable y, además, reducir la apariencia de tus poros. Vas a alucinar con la forma en que se funda con el propio tono de tu tez. 

Si tenés zonas oscuras debajo de los ojos luego de aplicarte la base, reforzá esa zona con un corrector como Instant Age Rewind Eraser Concealer y difuminalo usando las yemas de tus dedos con pequeños golpecitos.

Ahora tu piel es como un lienzo en blanco y podemos empezar a contornear. Para que el resultado sea óptimo, si sos principiante, lo mejor que podés hacer es usar una paleta de contorno que contenga un tonalizador, un iluminador y un rubor. Así te garantizás que los colores estén armonizados entre sí y que quedan bárbaros. 

Usá el tonalizador en la línea de la mandíbula, los laterales y punta de la nariz, los costados de la frente y debajo del mentón, esto es lo que va a afinar completamente tu rostro. 

Con un touch de rubor destacá apenas debajo de las mejillas para dar color, y terminá de contornear con el iluminador ¿Dónde? Sobre el hueso del pómulo, en el mentón, por encima de las cejas, en el párpado fijo, el tabique de la nariz y el centro de la frente. Con una brocha grande y limpia esfumá y disfuminá, eso va a terminar de generar la sensación de volumen y contraste. 

Saludá a esa diosa que te mira desde el espejo, sos vos.

¡Uh! parece que O Crea una cuenta.