Cuidados para lograr cutículas perfectas

Preferimos que pasen desapercibidas y muchas veces no le damos la atención que merecen, pero las cutículas tienen una función protectora y son la pieza clave para lograr una manicura perfecta. Ya sea que busques un estilo osado o que lleves unas uñas clásicas, tomá nota de estos consejos para nutrirlas, cuidarlas y lograr que se vean geniales.

La piel de las cutículas es muy delicada. Como nuestras manos, sufren la agresión de la temperatura, el agua y todos los productos químicos con los que convivimos a diario. Son las encargadas de cuidar el nacimiento de la uña, su parte más delicada, y si las cortamos o eliminamos corremos el riesgo de que se infecte la zona. En vez de hacer esto, tenemos que protegerlas para que sea flexible, así no se forman los pellejitos. Prestá atención a los tips que necesitás saber para conseguir cutículas perfectas:

#1 Nunca olvides los guantes: cuando vayas a utilizar un químico agresivo, lavar los platos o hacer tareas de jardinería, los guantes son una protección fundamental para que tus uñas y cutículas no se dañen.

#2 Incorporá vitamina A y B: La alimentación influye muchísimo en el aspecto. Los expertos recomiendan incrementar el consumo de tomates, zanahoria, nueces y pescados para lucir manos sanas y fuertes.

#3 Incorpora su cuidado a tu rutina: Así como te hacés tiempo para quitarte el esmalte y limar tus uñas, reservá tiempo para cuidar tus cutículas.

#4 Cada vez que apliques crema hidratante en las manos, extendela también hacia los costados de las uñas y aprovechá para darles un pequeño masaje.

#5 Antes de empujar tus cutículas, hidratalas con algún aceite para ablandarlas y moldearlas. Así evitás dañarlas. Aplicá el aceite en la zona y masajeá con la yema del dedo. Si no tenés aceite específico para esta tarea, podés aplicar unas gotitas de aceite de oliva.

#6 Usá siempre un palillo de naranjo o un hisopo impregnado en aceite para empujarlas y nunca las cortes. Recordá que son una barrera de protección y que si las cortás crecen más rígidas. En el caso de necesitar acortarlas, te recomendamos que recurras a una profesional que cuente con herramientas especiales.

#7 Nunca las muerdas. El PH de la saliva es ácido y también puede lastimarlas.

#8 Luego de humectarlas y empujarlas, colocá una capa de Colorama Tratamiento fortalecedor para proteger toda la zona.

Con estos consejos estás lista para tener unas cutículas perfectas y ya no tener que lidiar con pellejitos o durezas.

¡Uh! parece que O Crea una cuenta.