Lip contouring: ¿Qué es y cómo hacerlo?

Si hay una técnica de maquillaje que se merece una ovación de pie es, sin dudas, el contouring. Afina nuestras facciones y nos ayuda a resaltar lo que más nos gusta de nuestro rostro, ¿pero acaso creías que llegaba hasta ahí? No, el contouring se reinventa y ahora se lleva hasta en los labios.

Así es, el lip contouring llegó para quedarse ¡y nos enamoró! La magia de esta técnica es capaz de lograr una boca de ensueño incluso entre las que tienen los labios más finos. ¿Lista para ponerlo en práctica?

El contouring de labios realmente funciona, no te estamos mintiendo. Bien aplicado hace una gran diferencia en el modo en el que se percibe tu boca, tanto en forma como en tamaño.

Olvidate del delineado de labios tipo ochentoso, ahora estamos hablando de una técnica que se va a volver esencial en tu rutina de makeup porque te permite lucir una boca súper voluptuosa.

Los labios carnosos vuelven a estar de moda, y ahora los usamos diferente, ya no dibujamos con una línea intensa el contorno del labio y rellenamos con un color más claro, ¡para nada! El lip contouring se trata de llevar mucha luz al centro de la boca para que el volumen crezca.

Solo vas a necesitar tres elementos para conseguir tu contouring, y la clave es elegir los productos correctos:

Primero vas a necesitar un delineador de labios ¿nuestro elegido indiscutible? El Color Sensational Lip Liner.

Después vas a requerir dos labiales, uno que combine con el delineador y otro que sea de un tono un poco más claro. Para este look nosotras recomendamos la línea de Color Sensational porque sus colores satinados son un sueño.

Empecemos con la técnica:

Exfoliá bien tus labios y aplicales un bálsamo hidratante. Luego, sobre tu boca, agregá un poco de la base que aplicaste en tu rostro (es genial como primer).

Usando el delineador dibujá una equis teniendo como guía el arco de cupido. Tratá de no salirte de la forma natural de tus labios y que las líneas resulten simétricas.

Conectá el trazado con las esquinas de tus labios y cubrí todo con el delineador. Tip: hacé menos presión con el lápiz en el centro de los labios para que el color se vea más suave.

Usá el labial para rellenar y, con el labial más claro, iluminá el centro de los labios. Usá las yemas de los dedos para difuminar ambos colores.

¿Podés creer ese resultado? ¡Es increíble!

¡Uh! parece que O Crea una cuenta.