Maquillaje para vestido negro perfecto

Todas tenemos uno colgando en nuestro ropero, todas lo amamos, y eso es porque nunca falla: es el número uno cuando tenemos que asistir a un evento porque nos permite vernos formales, sexies, clásicas e intrigantes, ¡todo al mismo tiempo! ¿Dudás cómo hacer un maquillaje para vestido negro? No puede ser, tenemos que explicarte este paso a paso para que completes un estilismo que se va a convertir en tu preferido.

Con un vestido negro tenemos un lienzo perfecto para jugar con el makeup. Este tono se considera un neutro, así que tenemos la opción de poner atención en el maquillaje. Aprovechando eso vamos a repartir el protagonismo entre ojos y labios con una dupla que nos encanta: labios rojos y un smokey bien sensual.

Te recomendamos que empieces con los ojos ahumados porque, como vamos a usar sombras oscuras, puede ser que un poquito caiga. Y no te conviene tener que retocar toda la base, es preferible retirar las manchitas con un algodón y agua micelar. 

Vamos a usar la paleta The Nudes Eye Shadow Palette y a elegir un color marrón en la línea del párpado inferior. 

Con un delineador negro como el Liner Express vamos a marcar la línea de abajo. Ese mismo delineador nos sirve para pintar la línea del párpado superior y difuminarla bien. 

Después volvemos a tomar la sombra marrón, y definimos la zona exterior del párpado superior desde afuera hacia adentro, dejando sin maquillar el párpado fijo. 

Con una sombra de tono dorado destacamos el lagrimal y con la ayuda de un pincel de pelos sueltos, integramos con cuidado todo el maquillaje hasta que los colores se fundan perfectamente. Terminá con una capa de máscara de pestañas.

Con los ojos ya maquillados, aplicá tu base y corrector preferidos difuminando para que se fundan con el color de tu piel. También vamos a resaltar los pómulos usando Master Strobing Stick, nuevamente difuminamos con las yemas de los dedos.

Para los labios elegimos un rojo que es lo más: Pioneer de Superstay Matte Ink. Pintá desde el centro de tu labio superior hacia los extremos siguiendo el contorno de tu boca. Replicá esta misma técnica en el labio inferior. 

Su aplicador en forma de flecha hace que muy fácilmente consigas el resultado que querés, y al ser un labial intransferible no tenés ninguna necesidad de ir retocando continuamente

Con esta rutina vas a rockear tu vestido negro como nunca antes. Estamos seguras de que se va a convertir en la compañía perfecta para tu outfit favorito. Este estilismo es una bomba ¡Te lo aseguramos!

¡Uh! parece que O Crea una cuenta.