4 básicos sobre polvos matificantes

¿Todavía te cuesta entender cómo elegir tu maquillaje en polvo? Estás a punto de dejar esas dudas en el pasado, con estas cuatro verdades de los polvos matificantes va a cambiar la forma en que los ves.

Es indudable que el makeup en polvo es un clásico de las películas, de las abuelas y de las madres ¿pero vos lo estás usando correctamente? ¿Estás aprovechando todos sus beneficios para absorber el exceso de grasa si tenés la piel normal, grasa o mixta? ¿Sabés cuál es el que necesitás para lucir un rostro perfecto, con un acabado suave y que no reseque tu cutis? Vamos a decirte las respuestas, preparate.

#1 Acabado natural

Para que el polvo cumpla su función y realmente matifique, siempre tenemos que elegir uno que combine con nuestra piel. Fit Me® Set + Smooth Powder es ideal porque se adapta súper bien a casi cualquier tono y logra excelente resultados.

Aplicalo después de la base de maquillaje para fijarlo. Difuminá por todo el rostro para lucir suave y fresca.

#2 Cuando la larga duración es necesaria

Hay eventos en los que sabés que vas a darlo todo, que va a hacer mucho calor o mucha humedad, entonces es necesario que elijas un producto como el Super Stay 24hs Powder, que te va a ayudar a controlar el brillo. Te deja una piel perfecta que resiste el calor, la humedad y la transpiración.

Utilizalo después de la base para potenciar el poder larga duración. Extendé por el rostro con especial atención a la frente, pómulos, nariz y mentón.

#3 De día, protección solar

Con el polvo también podemos tapar las manchitas que tengamos molestándonos, y durante el día puede aportarnos protección solar. Pure Makeup 3D Polvo Compacto unifica tus matices, te protege con su filtro FPS 20, y desvanece visiblemente los poros. Se aplica con brocha o esponja luego de la base.

#4 Apto granitos

Si a veces tenés puntos negros o granos debés matificar con un producto como Pure+ Polvo Compacto, que tiene ácido salicílico. Este compuesto es ideal para combatir dermis grasas y decirle adiós a las imperfecciones.

Con estos cuatro tips ya sabés cómo dominar uno de los artes más emblemáticos, el de los polvos matificantes. Ahora queremos verte elegir como una verdadera experta y entendiendo cuál es el que mejor se adapta a tus necesidades. Vas a lucirlo impecable, los vas a amar, ¡y nos lo vas a agradecer!

¡Uh! parece que O Crea una cuenta.